© X. Larretxea. Con la tecnología de Blogger.

martes, 12 de agosto de 2014

Otra gran joya de Luis Royo y Julio Benedé. Vía larga, pero relativamente sencilla sobre roca, en general, excelente que va buscando el camino más evidente dentro de la gran pared. Está muy, pero que muy bien equipada. Se convertirá en una gran clásica y estoy convencido de que la repetirá mucha gente. Hay que felicitar a Luis y Julio por las excelentes vías que están abriendo y equipando. Enhorabuena, así da gusto escalar.
Es una vía de corte alpino, de largos no muy mantenidos con dificultades puntuales. Tiene algunas zonas un poco terrosa-herbosas. En esas zonas los seguros alejan más, pero en los tramos rocosos la verdad es que los seguros están puestos casi tipo “escuela”,  muy a mano.
La vía se divide en tres partes bien distintas. Los primeros 7 largos (quitando el sexto) van sobre placas tumbadas con pasos de adherencia. El segundo tramo, consistente en los siguientes 3 largos, es el más mantenido en dificultad y el más variado. Encontraremos de todo: diedros, placas, bavaresas. En el último tramo (los últimos 4 largos) la escalada sigue siendo variada, pero la roca va perdiendo un poco su calidad (sigue siendo buena, pero no es tan buena como la de largos anteriores).
Largo clave es sexto. Una placa vertical lisa con unos cuantos pasos largos que para mí es un 6a (igual para una persona alta, no). El largo está bien protegido y por tanto la dificultad no es obligada.
Todas las reuniones están en sitios cómodos y están montados con dos paraboles: uno con chapa y otro con eslabón de cadena (la mayoría). El los largos la mayoría de los paraboles son de 10 mm, pero encontraremos alguno de métrica 8.
Le da el sol muy de mañana. Elegir un día no muy caluroso (como nos tocó a nosotros) ya que si no pasaréis mucho calor. Prever bastante agua.
En la cima encontraréis edelweiss. Recordar que están protegidas y que no se pueden coger.

Acceso: Acercarse a la estación de Canfrac y subir por la carretera hacia la estación de esquí de Candanchu. En una curva pronunciada a la derecha está la instalación militar de Rioseta. Hay un pequeño aparcamiento para unos 4-5 coches justo en el lado derecho de la curva.

Aproximación: Cruzar la carretera y bordeando la instalación militar nace un sendero que sube hacia Tucablanca. El sendero sube entre dos pinares siguiendo una línea eléctrica. Tenemos que subir hasta el poste eléctrico numerado con un 8. Una vez allí, subir unos 50 m por el sendero hacia el siguiente poste y encontraremos al borde del sendero un palo con un gran círculo azul. Es el momento de dejar el sendero y subir hacia la pedriza (derecha). Al llegar a ella veremos un par de palos con banderines verdes indicando el inicio del sendero. Seguir el sendero que recorre la base de la pared (hitos) hasta encontrar un parabolt con un círculo rojo de plástico (es la R0). Desde el coche unos 40-45 min.

L1 (35 m, 6 seg., 3c). Gradas. Después una zona un poco herbosa muy tumbada que se sube medio caminando. Los puentes de roca indicados en el croquis están un poco de sobra ya que siempre hay algún parabolt muy cerca.
L2 (35 m, 5 seg., 4c). Placa tumbada con pasos de adherencia, seguida de un pequeño escalón. Últimos metros para llegar a la reunión, trepada por una zona de hierba.
L3 (25 m, 6 seg., 4c). Placa de adherencia con canalizos. Pasito fino para salirse de la placa.
L4 (30 m, 8 seg., 4c). Todo placa. Última parte de la placa con canalizos.
L5 (25 m, 9 seg., 5a). Plaquita acanalada al comienzo. Luego una placa lisa con una corta travesía de izquierda a derecha con algún pasito fino. La última parte de la placa es muy lisa, pero es muy tumbada.
L6 (35 m, 10 seg., 6a). Largo clave de la vía. Placa vertical lisa con pasos largos. Superado el muro, la pared pierde verticalidad, pero sigue habiendo algún paso fino.
L7 (40 m, 6 seg., 4c).  Plaquita con pequeñas regletas para pies y manos al comienzo. Luego unas gradas hasta llegar a la reunión. Reunión sobre 2 puentes de roca.
L7bis (40 m). Subir, andando, con tendencia a la derecha, hacia el borde del gran techo hasta encontrar un círculo de plástico rojo que indica la ubicación de la reunión. Si hay alguna cordada debajo nuestro, cuidado con la cuerda que puede tirar alguna piedra de las que hay sueltas por la hierba.
L8 (30 m, 9 seg., 5b). Un bonito diedro de buenas presas al comienzo. Luego unas gradas hasta llegar a la reunión.
L9 (30 m, 7 seg., 5c o 4c/A0). Tramo vertical de buenos agarres al comienzo hasta colocarse en la base de la placa “el espejo”. Es una placa lisa con un pasito muy fino. Hay un par de seguros muy cerca. Estirándose un poco se puede chapar el segundo y luego intentar el paso con la cuerda por arriba o se puede hacer en A0. Luego unas gradas que se suben con tendencia hacia la izquierda.
L10 (25 m, 8 seg., 5b). Una bonita bavaresa al comienzo. Luego una fisura oblicua debajo de un semi-techo que sube de derecha a izquierda. Si pretendes meterte en la fisura te tira para atrás. El truco está en sacar los pies fuera y colocarlos en la placa (roca con buena adherencia).
L11 (25 m, 0 seg., II). Travesía de 25 metros por una gran repisa debajo de un gran techo. Al comienzo no tiene ninguna dificultad (se hace andando sin agacharse) pero hacia el final el techo pierde altura y hay que empezar a agacharse. El bloque grande inestable que antes había ahora parece que no está (en la revista CampoBase #135 de septiembre 2015, Adriano Martín Cófreces comenta que lo tiraron en octubre de 2014). Es este último tramo, el que sin ser difícil es ligeramente expuesto.
Un parabolt hacia el final no estaría nada mal. No obstante en los últimos metros, encima del techo, hay una mini sabina en la que se puede poner una cinta. Lo de la cinta de la sabina es algo más psicológico que efectivo ya que no creo que aguantase una caída, pero menos es nada ¿no?
L12 (30 m, 7 seg., 4c). Placa en la primera parte. Se llega debajo de un techo en el que encontraremos una reunión optativa. Continúa el largo evitando el techo por su derecha (plaquita). Reunión en la base del gran techo. Posibilidad de escapar de la vía por la faja de hierba (Faja Bonita) que se ve a nuestra derecha.
L13 (30 m, 10 seg., 5a). Salir de la reunión hacia la izquierda y subir por la hierba hasta la base de la placa. Placa que se sube de derecha a izquierda. Luego un diedro un poco tomado por la vegetación. Superado el diedro, la reunión está unos metros a la derecha en una plataforma.
L14 (15 m, 2 seg., 5a). Muro ligeramente desplomado pero con mucho canto. Superado el muro veremos a nuestra izquierda una rampa herbosa. Subir hacia ella y progresar unos metros (5-10 m) por gradas herbosa-terrosas a la izquierda de la cresta hasta encontrar la reunión (en plena cresta, a nuestra derecha). De esta última reunión parece factible abandonar la vía por las rampas de hierba de la izquierda, pero es mejor terminar en la cima.
L15 (35 m, 3 seg., 3a). Un vago espolón con una cresta rodeada de hierba muy tumbada. Se sube casi andando exceptuando un pequeño murito hacia el final. Reunión en el lado derecho de un gran bloque 5 metros antes de la cumbre.




Descenso: Desde la cima mirando hacia nuestra izquierda veremos las cabañas de Tucablanca de la estación de esquí. Mirando hacia Tucablanca se ve un gran desprendimiento de piedras rojas y justo detrás una ladera de hierba de color verde intenso. En esa ladera se aprecia una traza de sendero que zigzaguea. Es ese el sendero que hay que coger.
El sendero se ve que está un poco abandonado, pero sin pérdida no deja en el sendero de subida de Rioseta a las cabañas de Tucablanca. Sólo nos queda seguir el sendero principal para bajar al coche sin problemas. En total en torno a 1 h.

Material: 10 cintas + material para las reuniones. Friends y fisureros innecesarios.
Tipo de roca: Caliza
Orientación: Sur
Horario: 5h.
Equipada por: Luis Royo y Julio Benedé, 2013.

Categories: , ,


Si quieres hacer algún comentario, este es el sitio.

0 comentarios:

Publicar un comentario