© X. Larretxea. Con la tecnología de Blogger.

domingo, 5 de septiembre de 2021

Bonita y corta vía con los 2 últimos largos preciosos sobre placas de roca compacta. Sólo por esos dos largos merece la pena hacer la vía.

Aproximación y retornos cortos además de muy cómodos. Desde donde dejamos el coche hasta pie de vía hay escasos 5 min. El retorno se hace primero por sendero y luego por unas escaleras de cemento. Es muy cómodo, limpio y rápido.

Las dos únicas dificultades reseñables de la vía son dos. La primera es levantarse del suelo. Hay un paso raro para subirse a una pequeña repisa que está a medio metro del suelo. Una vez en la repisa, poniendo los pies en la grieta de la derecha, se sube bien. La segunda dificultad está en los últimos metros del último largo. Es un corto paso en el que hay que apretar un poco.

Se puede escalar todo el año. Eso sí, en verano madrugando o muy al atardecer, cuando el sol pierda fuerza. En época de lluvias el primer tramo del primer largo puede estar húmedo.

Nombre de la vía indicado en un canto rodado sicado en la base de la vía. En el tercer largo también encontraremos un canto rodado indicando por donde va la vía.

 

Acceso: Acercarse a Alfarrás y subir hacia Benabarre por la N-230. A unos 4 km (justo antes de la gran tubería que cruza la carretera) encontraremos un cruce indicado como embalse de Santa Ana. Tomar esa carretera y acercarse hasta la presa. Aparcar nada más cruzar el puente.

 

Aproximación: Cruzar el puente. Al lado de la señal de luces para el túnel hay unos escalones de cemento. Subir por ellas y seguir el sendero que pasa por debajo de unas vías desplomadas de escalada deportiva. El sendero se mete en una pequeña garganta y, en seguida, a nuestra derecha veremos los primeros seguros de la vía. Nombre a pie de vía en un canto rodado sicado en la pared. Desde el coche son unos 5 min.

 

L1 (30m, 6 seg., 5b).  Muro vertical con buenos agarres. Paso raro para levantarse del suelo. Subidos a la repisilla poniendo los pies en la grieta de la derecha se sube bien. Superado este tramo hay buenos agarres en la grieta de la izquierda, más de lo que a primera vista parece. Finaliza por una placa tumbada.

L2 (40 m, 3 seg., 3c). Estrecha placa, muy tumbada. Superada la reunión intermedia hay que pasarse a la derecha (travesía horizontal, medio andando). Es un tramo delicado por la cantidad de piedra suelta que hay. Superado ese tramo se sube trepando hasta la reunión. Tramo sucio de arbustos con roca compacta, pero sucio de tierra. Posibilidad de colocar un par de cintas en los dos o tres arbustos más robustos. Se puede fraccionar el largo en dos más cortos.

L3 (30 m, 6 seg., 5a). En la pared de enfrente veremos dos líneas de parabolt. Hay que seguir la de la derecha. No hay pérdida ya que hay un canto rodado con el nombre de la vía.

Largo consta de tres placas de roca compacta. Roca de lujo. En la parte alta de la primera placa hay posibilidades de colocar algún fisu o friend para asegurar la salida.

L4 (20 m, 7 seg., 5b).  Placa con roca de lujo y con una dificultad en torno al 4c hasta llegar al último seguro en donde hay que apretar. Reunión en un gran bloque en la cresta.

 




Descenso: Fácil cresta aérea para salirse de la pared. Encontraremos seguros de otras vías que hacen que la progresión sea muy segura. Es un tramo de 25 metros con tres seguros. Se puede hacer reunión en el pino del collado.

Desde el collado nace un evidente sendero que nos lleva a la ermita de Santa Ana en 3 min. Seguir hacia la casa de la presa que hay en frente y antes de llegar a ella, bajar a la izquierda por unas escaleras de cemento. Nos llevaran al inicio de la vía. De allí sólo nos faltará volver al coche. En total desde el collado de la cresta hasta el coche pueden suponer unos 10-15 min.

 


Material: 7 cintas + material para las reuniones. Dos o tres cintas para los arbolitos/arbustos.

Tipo de roca: Caliza.

Orientación: Sur.

Horario: 1h30min.

Abierta por: Agustí Sanz

 

Hizkuntza aldatu (Euskera) 


lunes, 23 de agosto de 2021

Otra vía de los Sendero Límite en Agüero. La roca, en general, está bien, Se ve que se han tomado un gran trabajo de limpieza, pero en algunos tramos hay que prestarle un poco de atención (más que nada en el último largo).

Escalada, en general, bastante vertical (salvo L1 y L3, con algún tramo vertical). Los largos están mantenidos en el grado. Aunque este muy bien chapado, el que sean tan mantenidos, obliga a mantener la concentración y hay que ir bien de grado.

Conglomerado de, en general, bolos pequeños. El cemento natural que los mantiene pegados es muy abrasivo y por tanto la adherencia de la roca es muy buena. Siempre encontraremos alguna pequeña ondulación o repisa en la que sostenernos con los pies.

Todas las reuniones (salvo la última) están montadas para ser rapeladas (2 parabolts + 2 aros). Por tanto, ante cualquier percance, se puede dejar la vía en cualquier momento.

Hay bastantes puentes de roca con cordinos finos que con el paso del tiempo se irán deteriorando. Tener en cuenta ese aspecto.

Tranquilidad asegurada. Es sitio merece la pena. Por su orientación (este) es una pared soleada a la mañana (buena opción para el otoño-invierno), pero a partir del mediodía solar tendremos sombra (por tanto, se puede escalar también en verano).

 

Acceso, aproximación y descenso: Ver la siguiente información (enlace).

 

L1 (25m, 12 seg., 4c).  Una placa algo tumbada que se sube de derecha a izquierda nos deja en un corto tramo vertical. Superada ésta subir con ligera tendencia a la izquierda para encontrar la reunión. Reunión algo incómoda.

L2 (30 m, 13 seg., 5b). Salir por la izquierda de la reunión y subir recto por una larga placa vertical. Luego cruzar la chorrera (roca un poco sucia, pero muy compacta). Después de cruzar la chorrera, en los últimos metros, la dificultad va decreciendo. El paso más difícil del largo consiste en salir de la reunión.

L3 (20 m, 7 seg., 5a).  Una corta travesía horizontal hacia la izquierda, ligeramente ascendente, nos deja en un corto tramo vertical. Superada ésta, de nuevo a la izquierda para encontrar la reunión.

L4 (25 m, 12 seg., 5b).  Salir de la reunión y desplazarse en horizontal unos 2 metros hacia la derecha. Larga placa vertical, con una dificultad mantenida, hasta llegar a la reunión.

L5 (30 m, 13 seg., 5c).  Larga placa vertical durante los primeros 2/3 del largo. Dificultad mantenida y roca un poco más delicada, a la que hay que prestar algo de atención. Luego se tumba un poco y se sube en diagonal de izquierda a derecha.

 





Material: 13 cintas + material para las reuniones. Friends y fisureros innecesarios.

Tipo de roca: Conglomerado (de bolos pequeños). En general roca buena, pero en algunos puntos hay que prestarle atención.

Orientación: Este. Sol desde comienzos de la mañana y sombra a partir del mediodía solar.

Horario: 2h.

Abierta y equipada por: Luís Royo, Enrique Recio y Julio Benedé, 2018.


Hizkuntza aldatu (Euskera)


martes, 10 de agosto de 2021

Como indica el nombre de la vía es una vía fácil y disfrutona. La roca buena, pero al ser una vía nueva algún bloque aún está por caer. Con el paso de las cordadas irá mejorando. Muy bien equipada (como todas de Sendero Límite). Puede ser ideal para llevar a gente que no escala mucho o para empezar en esto de la escalada de varios largos.

Conglomerado de, en general, bolos pequeños. El cemento natural que los mantiene pegados es muy abrasivo y por tanto la adherencia de la roca es muy buena. Siempre encontraremos algo en lo que sostenernos con los pies. La vía está en la vertical del sendero de bajada de las vías de ésta zona y mientras estamos escalando puede que haya gente bajando por el sendero. Si tiramos alguna piedra tener en cuenta ese aspecto.

Todas las reuniones (salvo la última) están montadas para ser rapeladas (2 parabolts + 2 aros) y están en lugares cómodos. Por tanto, ante cualquier percance, se puede dejar la vía en cualquier momento.

Tranquilidad asegurada. Es sitio merece la pena. Por su orientación (este) es una pared soleada a la mañana (buena opción para el otoño-invierno), pero a partir del mediodía solar tendremos sombra (por tanto, se puede escalar también las tardes de verano). Nombre de la vía en una cinta colocada en un arbusto en la base de la vía.

 

Acceso, aproximación y descenso: Ver la siguiente información (enlace).

 

L1 (30m, 9 seg., 4a).  Placa tumbada al comienzo que tiene una zona un poquito más vertical. Luego una rampa tumbada nos deja en la base de un corto resalte en donde está el paso duro del largo (no obligado; dos seguros uno al lado del otro).

L2 (35 m, 11 seg., 4b). Subir un poco y hacer una travesía horizontal de izquierda a derecha por debajo de un techito. Chorrera a la salida (puede estar mojado después de lluvias). Tender un poco hacia la derecha y subir recto por la una amplia placa vertical. Aleje entre los seguros 7 y 8, pero hay una pequeña, pero robusta sabina en medio en donde se puede poner una cinta.

L3 (25 m, 7 seg., 3c).  Salir un par de metros en horizontal hacia la izquierda y atacar la placa. En los últimos metros se tumba bastante.

L4 (30 m, 5 seg., 3b).  Un tramito algo más vertical a la salida de la reunión es la única dificultad reseñable del largo. Después de chapar el cuarto seguro, tender bastante hacia la derecha. La reunión se hace en una gran sabina que está justo en la cima (hito).

 




Material: 12 cintas + material para las reuniones. Friends y fisureros innecesarios. Prever una cinta para la sabina del L2.

Tipo de roca: Conglomerado (de bolos pequeños). En general roca buena, pero en algunos puntos hay que prestarle atención.

Orientación: Este. Sol desde comienzos de la mañana y sombra a partir del mediodía solar.

Horario: 1h 15 min.

Abierta y equipada por: Luis Royo, Lucas Morales y Julio Benedé, septiembre 2018.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera)


sábado, 31 de julio de 2021

Vía, como comenta el autor, con una roca un poco “especial”. Es una caliza en algunos sitios bastante descascarillada y aún con mucha piedra suelta. Algún que otro bloque a vigilar. Que nadie se haga ilusiones con la roca que va a encontrar.

No obstante, está muy bien equipada con parabolts de 10 mm. A escasos metro y medio siempre encontraremos el siguiente parabolt y eso hace que no se sufra por la roca. 

Poca sensación de patio. Desde la R2 se ve factible bajarse al suelo con un corto rapel de unos 30 m. A la izquierda del L3 hay una gran rampa herbosa que le resta sensación de altura y la R3 está en un gran prado colgado.

Todas las reuniones están en lugares cómodos y están montados con dos parabolts unidos con cuerda. Conviene asegurarse en el R0 (1 parabolt) ya que la base de la vía está encima de una pedriza bastante vertical.

Es una vía que por su aproximación, longitud y retorno puede resultar ideal para completar otra actividad. Por ejemplo, nosotros los hicimos la tarde anterior a hacer la vía Los Balcones de Anayet. Con el paso de la gente se irá limpiando y mejorará, resultando en una bonita actividad.

 

Acceso: Acercarse al puerto de Portalet (a la frontera) y dejar el coche en el primer y pequeño aparcamiento que queda a la izquierda (según venimos de España). Subiendo por la pista, un poco más adelante, hay sitio para dos o tres coches.

 

Aproximación: Subir por la pista y enseguida veremos la pared. Aproximarse a la vía por los prados de la derecha. La subida por la pedriza es bastante incómoda. Enlace al blog de los autores aquí.

 


L1 (15m, 7 seg., 5a).  Muro de unos 5 metros al comienzo de una roca grisácea bastante descascarillada. Luego una placa tumbada de roca más compacta.

L2 (30 m, 15 seg., 4c). Travesía totalmente horizontal hacia la derecha sobre roca compacta con los seguros cerca. Luego tramo vertical con grandes bloques y buenos agarres.  

L3 (35 m, 18 seg., 6a o A0/5a).  Sencilla travesía ascendente hacia la izquierda por una placa estratificada. Luego un tramo vertical que se sube en diagonal hacia la izquierda con agarres romos. Posibilidad de acerar. Sigue un diedro abierto con una ligera panza. Por último, una placa tumbada nos deja en el prado colgado.

L4 (20 m, 8 seg., 4c).  Diedro-bavaresa al comienzo con buenos agarres, pero con una roca que no da mucha confianza (seguros cerca). Luego una travesía ascendente hacia la izquierda por una roca más compacta.

 


 


Descenso: Andando. Subir un poco hacia la cima hasta que empecemos a ver hitos. Una vez visto el primero, solo hace falta seguirlos. Estaremos de vuelta en el coche en unos 20-25 min.

 

Material: 18 cintas + material para las reuniones. Friends y/o fisureros innecesarios.

Tipo de roca: Caliza.

Orientación: Este.

Horario: 1h30min.

Abierta y equipada por: Sueño Vertical, septiembre 2020.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera)

lunes, 26 de julio de 2021

Actividad montañera completa. La aproximación, la escalada y la vuelta pueden suponer entre 9 y 10 horas de actividad. Imprescindible estar en buena forma física y madrugar. Otra opción puede ser subir la víspera y dormir en los llanos del ibón. Sería una opción más tranquila, pero supone acarrear más peso. Que cada cual elija.

La roca de Anayet es una andesita (roca ígnea) de grandes bloques, en general, que presenta bastantes cantos afilados. Presenta buenos agarres y buena adherencia (salvo el L4 que está muy pulido). En las zonas fáciles y en las repisas aún hay mucha piedra suelta. Los largos de tercer grado de la parte inferior son terrosos y herbosos. Para mí el largo más delicado es el L5, no por su dificultad sino porque hay muchas posibilidades de tirar piedras con la cuerda y eso obliga a subir con mucha precaución.

Los dos primeros largos son verticales y de L6 a L10 predomina la escalada en placa tumbada con algunos resaltes verticales. La gran placa tumbada presenta una roca con bastantes rugosidades y, buscando, siempre hay en donde agarrarse.

La vía está bien equipada. Parabolts de 8 mm. Una dificultad de la vía consiste en encontrar donde está el siguiente parabolt. Se mimetizan muy bien con la roca y si no estamos atentos nos podemos saltar alguno. Como referencia, más que nada en los primeros largos, tener en cuenta que tenemos que encontrar un parabolt cada 3-5 m. En los tramos (o pasos) en los que la dificultad aumenta las chapas están más cerca.

La mayoría de las reuniones se hacen en sitios cómodos y están montados con dos parabolts (1 de ellos con aro). Las excepciones son la R3, R10 y R11 en donde encontraremos 3 parabolts. De la última reunión se sube andando a la cima.

Vía muy concurrida en verano. El día que lo hicimos (y era un martes) nosotros entramos los primeros, pero por detrás se juntaron otras 4 cordadas. Llevar gente por delante o por detrás puede condicionar bastante la escalada.

 

Acceso: Acercarse al puerto de Portalet y dejar el coche en el gran aparcamiento.

 

Aproximación: Subir hasta el final del telesilla de Batellero. Hay un sendero que sube al lado de los postes del telesilla. Son unos 45 min de fuerte subida. Arriba, al lado de un gran cartel, nace un evidente sendero que hay que seguir. Subimos a un pequeño ibón que hay que bordear. Al final del ibón el camino se bifurca en dos. Tomar el ramal de la derecha. El sendero pasa por encima de una cabaña y con ligera tendencia ascendente (con algún corto sube-baja) nos lleva hasta el llano en donde está el ibón (en torno a 1h40min desde el coche). Subir hacia la pared y acercarnos a la vía por la pedriza. En total a nosotros nos costó 2h10min.

Como referencia, al inicio de la vía, en el primer parabolt, hay un gran círculo de plástico de color azul. Colgado de ella, un cintajo con el nombre de la vía.

 

 

L1 (35m, 9 seg., 5a).  Largo vertical con muchos bloques. Superado el gran bloque característico (a partir del 3º seguro) se sube con ligera tendencia hacia la derecha.

L2 (20 m, 6 seg., 4c). Subir recto. Largo vertical, parecido al primero, pero algo más fácil. Roca más rojiza.  

L3 (25 m, 3 seg., 3c).  Corta travesía, casi horizontal, hacia la derecha (herboso). Luego hay que subir por una canal tumbada.

L4 (25 m, 9 seg., 5c).  Gran placa de roca muy pulida. La placa se sube por la propia placa y otras con la ayuda del diedro de la izquierda (en bavaresa). Hay muesquitas, pero llama la atención lo pulido que está la roca ya que ni antes, ni después, encontraremos una piedra tan pulida.

L5 (25 m, 4 seg., 3c). Subir recto por el canal herboso que se ve en la vertical de la reunión. Tramo herboso y con mucha piedra suelta. Hay que subir prestando atención de no tirar nada. Reunión en una amplia terraza herbosa. La reunión está algo escondida. Como referencia, está 1 m a la derecha de un gran parabolt pintado de rojo.

L6 (35 m, 9 seg., 5a). Muro de grandes bloques y buenos agarres. Luego se sale a la gran placa y se sube por placa tumbada.

L7 (35 m, 7 seg., 4b). Placa tumbada fácil con un paso algo más fino entre el 2º y el 3º seguro.

L8 (35 m, 11 seg., 4c). Placa al comienzo. Luego un corto muro con los seguros cerca y por último una sucesión de cortas placas y gradas.

L9 (35 m, 10 seg., 5a). Corta placa tumbada que se sube de derecha a izquierda al comienzo. Luego un muro vertical de unos 5 metros con una grieta en su lado derecho (buenos agarres). Unos metros más adelante otro muro. Esté es más corto, pero más duro que el anterior. Últimos metros por gradas herbosas.

L10 (25 m, 7 seg., 4c). Corto muro con bloques que se sube de derecha a izquierda. Luego una placa tumbada parecida a la de los anteriores largos. Para encontrar la R10, justo al salir a la cresta, tener en cuenta que queda 5 metros abajo, a la izquierda. Está en un sitio cómodo, pero es algo incómodo para asegurar al segundo ya que la cuerda roza mucho con el canto de la cresta. Mejor empalmar con L11. Pueden salir como máximo 40 m. Nosotros no lo hicimos, pero si una cordada que venía por detrás nuestro.

Desde la R10, a escasos 50 m, veremos el camino normal de subida al Anayet. Parece factible poder abandonar la vía desde aquí.

L11 (20 m, 4 seg., 3b). Fácil cresta, casi horizontal, de grandes bloques.

L12 (35 m, 4 seg., 4c). Cresta, a tramos vertical, de grandes bloques. Contabilizamos 4 seguros, pero puede que se nos haya colado alguno. Posibilidades de autoprotección.


 

 

Descenso: Bajar andando por el camino normal al Anayet.

 

 

Material: 12 cintas + material para las reuniones. Friends y/o fisureros opcionales.

Tipo de roca: Andesita.

Orientación: Este.

Horario: 3h45min.

Abierta y equipada por: Luis Royo y Julio Benedé, 2010.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera) 

miércoles, 7 de julio de 2021

Vía distinta a las Sendero Límite en la zona. En muchas vías de Panticosa abiertas por Sendero Límite la sensación es de estar escalando en una escuela de escalada. En esta no. Ambiente un poco salvaje, alpino.

Roca en general buena, vestida de liquen y musgo en algunas zonas, pero que no llegan a molestar. Con el paso de la gente ira mejorando. Los largos del comienzo y el último son un poco herbosos y con algunos tramitos terrosos. L4 y L5 los más mantenidos y bonitos

Bien equipado y con reuniones en lugares cómodos. Todas las reuniones, salvo las dos últimas, están equipados con 2 parabolts y 2 aros, por lo que se ve factible abandonar la vía ante cualquier eventualidad.

 

Acceso: Acercarse al Balneario de Panticosa y aparcar cerca de la Casa de Piedra.

 

Aproximación: Acercarse a la cascada de Argualas y a la fuente “De la Laguna”. Pasar por debajo de la caseta que cubre la fuente y acercarse al torrente. Cruzarlo por un puente a base de 2 tablones metálicos. Nada más cruzar, el sendero sube unos 5 metros y luego comienza a bajar (con ligera tendencia de bajada). Seguir ese evidente sendero hasta encontrar 1 hito grande y una flecha roja pintada en una roca. Subir por trazas de sendero hasta la base de la vía. Nombre de la vía en un cintajo al inicio del L1. En total unos 25 min.

 

L1 (35m, 10 seg., 5b).  Subir por unas gradas herbosas (algo terroso) hasta la base de un evidente diedro con buenos bloques. Superado éste, hay que hacer una travesía ascendente hacia la izquierda (algo terroso también). El octavo seguro tiene un cordino que permite no tener que alargarse tanto para chapar para salirse del diedro. El noveno parabolt está cerca del suelo y, si no se presta atención, nos lo podemos saltar.

L2 (30 m, 9 seg., 5b). Sencilla rampa, algo terrosa, hasta llegar al desplome. Desplome vertical que tira un poco para afuera, pero presenta buenos agarres en el lado derecho. Seguros cerca, aunque desde la reu los seguros 5, 6 y 7 no se ven. Parte final una rampa terrosa. Los últimos 5 metros muy terrosos. Con la tierra mojada es un dato a tener en cuenta.

L3 (35 m, 6 seg., 4b).  Larga rampa terrosa hasta llegar a la base del evidente espolón que queda a la derecha. Subirse al espolón y subir por roca compacta hasta la reunión. Reunión a base de 2 parabolts con aros. Reunión reforzada. Uno de los parabots está unido con un trozo de cuerda a un pino que está 2 metros más arriba.

L4 (40 m, 13 seg., 5a).  Cruzar un estrecho canal y atacar un muro vertical que presenta buenos agarres tanto para pies como para manos. Otro murete y una corta placa nos dejan en la base de la “Placa negra”. Como el nombre indica es una placa con liquen negro (que no llega a molestar) que presenta algún paso fino, pero hay agarres. Últimos metros por una placa tumbada de roca compacta. Reunión en una amplia plataforma con unas vistas increíbles sobre el ibón de Panticosa.

L5 (40 m, 14 seg., 5c). Al comienzo, nada más salir de la reunión, un corto muro de roca blanquecina que a primera vista parece presentar buenos agares. No es así. La mayoría son romas y están orientadas hacia abajo. Menos mal que los seguros están cerca. Luego una placa tumbada, seguida de otra plaquita algo más tiesa que nos deja en la placa vertical final, la “Placa del pino”. Placa fina en donde hay que apretar (más que nada entre los dos primeros seguros). Últimos metros por una placa tumbada un poco tomada por el mugo. Se llega a un gran bloque redondeado (“La bola”), con un parabolt con aro. Un par de metros más arriba está la reunión.

L6 (40 m, 10 seg., 4c). Paso de bloqueo para salir de la reunión y subirse a la rampa. Como el paso está a 1 metro escaso del suelo se resuelve sin apuros. Luego una placa tumbada tomada por el musgo nos deja en la base de una especie de canalizo también tomado por el musgo. El canalizo tiene una salida algo vertical que se sube bien en X abriendo bien las piernas y cogiendo agarres laterales que quedan a ambos lados. El seguro de la salida tiene una cinta que permite no tener que alargarse tanto para chapar. Para acabar una larga fisura oblicua ascendente en donde se colocan bien los pies. Encima de la fisura siempre encontraremos algo para las manos. Tramo con musgo, pero no llega a molestar. Reunión a base de 2 parabolts, pero sólo uno con aro.

L7 (40 m, 4 seg., 4a). Plaquita al comienzo. Luego una larga rampa herbosa con algún resalte.

 




Descenso: Subir andando unos 20-25 metros por una evidente rampa que queda a la izquierda de la reunión. Llegaremos a un cómodo sitio para quitarnos el material.

Bajar siguiendo el borde de la pared unos 50 m (hitos). Luego el sendero gira a la izquierda y, en ligera subida, nos deja en una amplia loma. Un poco más adelante (en menos de 10 min desde el inicio del retorno), encontraremos un evidente sendero con marcas de pintura blancas y azules (sendero de los ibones de Ordicuso). Bajar a la Majada Baja de Argualas y cruzar la zona de los riachuelos por donde los veamos mejor. Un poco más adelante nos encontraremos con el sendero de subida al Garmo Negro. Bajar por el camino. Hasta el coche, en total, necesitaremos unos 50 min (en plan tranquilo).

 

Material: 14 cintas + material para las reuniones. Friends y fisureros innecesarios.

Tipo de roca: Granito. Bastantes tramos con liquen y/o musgo negro.

Orientación: Este.

Horario: 2h30min.

Abierta y equipada por: Martín el Txeko, Luis Royo y Julio Benedé, julio de 2018.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera)

viernes, 2 de julio de 2021

Una vía muy curiosa. Discurre totalmente (salvo L1) por unas placas tumbadas en las que hay muy poco para las manos. Pequeñas muescas aquí y allá, pero aparte de eso, nada. No obstante la roca presenta unas ligeras ondulaciones en donde los pies traccionan muy bien. La roca es muy adherente y no patina nada. Al principio, hasta tomarle confianza a la roca, se pasa algún apurillo, pero cuando se le pilla el truco se disfruta mucho. L3 y L5 los más bonitos.

 

Vía equipada con parabolts de métrica 8 mm. Todas las reuniones (R1, R2, R3, R4 y R5) son a base de dos parabolts y dos aros. La última reunión (R6) es igual, pero los parabolts están unidos con cadena y hay dos mosquetones de descuelgue. Si rapelamos la vía, con sólo una cuerda de 70 m tendremos que hacer 6 rápeles, pero con cuerdas de 60 imagino que se podrá bajar en 3 tiradas. La R6bis está por si queremos bajar andando (o para los que quieran hacer el largo opcional). No está preparada para el rapel. Son dos parabolts sin aros.

 

Ambiente alpino. Tranquilidad asegurada. El sitio y la vía merecen la pena. Totalmente recomendable.

 

Opción de salir recto tirando recto por encima de la R6bis. Tramo de artificial equipado. En libre puede que sea 6a+ o más (??).Tiene una entrada bastante cañera. Nosotros lo hicimos en artificial y anduvimos resoplando. Este último largo es totalmente distinto en grado y estilo al resto de la vía. Si se quiere sudar bien, pero si no, creo que es mejor quedarse con la buena sensación que dejan los cinco largos de placa. Pero bueno, cada cual es libre de elegir.

 

NOTAS: Aunque la haya publicado éste año, la vía la realizamos el año pasado. Puede que haya habido cambios.

Me he adelantado a la publicación de ésta vía por parte de Sendero Límite, pero están en conocimiento.

 

Acceso: Acercarse al refugio de Lizara y dejar el coche en el aparcamiento.

 

Aproximación: Cruzar el llano de Lizara (15 min) y siguiendo las marcas de GR (rojas y blancas) subir hacia el Collado del Bozo. Unos 100 m de desnivel por debajo del collado identificaremos a nuestra izquierda sin ningún atisbo de duda el gran estrato. Dejar el sendero y subir por donde lo veamos más evidente y cómodo hasta la base de la vía. Del coche en total necesitaremos en torno a 1h 20 min (en plan tranquilo).

 

L1 (35m, 4 seg., 3c).  Una especie de canalizo nos deja debajo de un corto diedro. Superado éste, una serie de gradas nos llevan a la reunión. Largo común con la vía “Chimenea del Strato”. La primera chapa un poco alta, pero el tramo es fácil y se llega sin pasar ningún apuro.

L2 (30 m, 9 seg., 4c). Salir recto hacia arriba en la dirección que indica la flecha (hacia la derecha iríamos a hacer “Chimenea del Strato”; flecha y nombre pintados en la pared). Una serie de plaquitas nos dejan en un pequeño resalte que se pasa sin problemas. Superado el resalte una placa lisa, que se sube de izquierda a derecha (tramo fino), nos deja en la reunión.  

L3 (30 m, 6 seg., 4b).  Dos amplias placas separadas por una repisa herbosa. Las dos placas presentan bastantes muescas para las manos. La roca también presenta bastantes ondulaciones. Se sube bien.

L4 (30 m, 6 seg., 4b).  Corta placa al comienzo. Luego la placa tumba más y aunque hay poco para manos se sube muy bien.

L5 (35 m, 8 seg., 4c).  Gran placa. En los primeros metros encontraremos unos curiosos agujeros (bidedos) que vienen muy bien para equilibrar y subir los pies. Hacia la mitad del largo hay dos grandes agujeros que permiten dar descanso a los gemelos. Tramo más fino del largo, los últimos metros antes de llegar a la reunión.

L6 (25 m, 3 seg., 4a). Placa tumbada y con bastante más agarres y repisas que las anteriores. Se sube sin problemas y enseguida estamos en la última reunión.

 

L7 opcional(15 m, 5 seg., A1/5c ó 6a+? en libre).  Corto largo más duro de lo que a primera vista parece. Techo y luego una corta placa que aunque tiene agarres tira mucho para afuera. R7 dos parabolts  sin aros.

 




Descenso: Desde la R6bis seguir los hitos y las flechas rojas. Al principio hacia la izquierda, luego gira y tiende hacia la derecha. Estaremos en el collado del Bozo (1.995 m) en unos 20-25 min. Del collado sólo nos queda bajar por la GR (otra hora aproximadamente hasta el coche).

 

Material: 9 cintas + material para las reuniones. Friends y fisureros innecesarios.

Tipo de roca: Caliza. Adherente, no patina nada.

Orientación: Sur. No obstante el gran estrato nos dará sombra los primeros 2-3 largos.

Horario: 1h30min.

Abierta y equipada por: Julio Benedé y Luis Royo, junio 2010.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera)


viernes, 25 de junio de 2021

Vía discontinua con dificultades muy puntuales. Tiene bonitos largos de roca compacta, pero también largos de tránsito y algunos tramos algo terrosos que le restan belleza, pero le dan un toque un poco alpino. Estando tan cerca del aparcamiento seguro que la gente se anima a hacerlo.

Aunque discurre al lado del barranco de Arnales el torrente no llega a molestar. Nosotros lo hicimos a finales de mayo, cuando llevaba bastante agua, y la verdad es que no nos molestó nada. Salvo en la R1y la R5, en las demás reuniones hay comunicación visual y eso facilita mucho la cosa.

Otra característica de la vía es la poca sensación de altura que hay. Al ir subiendo a la par de la torrentera casi siempre estás, como mucho, a 25 metros del suelo.

Otro detalle a remarcar es lo bien que está equipado. No se pasa ningún apuro. Los pasitos del L1 y del L4 se pueden hacer tirando de exprés y los muros del L2 en A0. En éstos muros hay que apretar más, pero en el primero las dos chapas clave están provistas de cinta (para hacer más fácil el A0).

La vía está equipada con parabolts de 8 mm. Todas las reuniones, salvo las dos últimas, son a base de 2 parabolts unidos con cordinos. Todas las reuniones están montadas en sitios cómodos.


Acceso: Acercarse al Balneario de Panticosa y aparcar cerca de la Casa de Piedra.


Aproximación: Por las pistas de esquí de fondo acercarse al barranco de Arnales. Antes de cruzar el torrente, justo en la orilla, nace un vago sendero que nos deja en la base de la vía. Subir por la pedriza siguiendo los hitos. Tiempo total de aproximación 10 min (5 para llegar al torrente y otros 5 de subida por la pedriza).

 

L1 (30m, 13 seg., 5c o A0/4b).  Subirse a la roca y ya se chapa la primera chapa. Pasito para subirse a la primera placa (5b; acerable). Tras supera la primera placa, travesía hacia la izquierda casi en horizontal. Luego una amplia placa tumbada con algo de musgo, pero que no llega a molestar. Con el paso de la gente se irá limpiando. Últimos metros por una plataforma-grieta ligeramente ascendente (hacia la izquierda)

L2 (45 m, 14-16 seg., 5c o A0/4c). Travesía por grandes bloques hasta llegar al primer muro vertical. En el muro hasta la segunda chapa se sube bien. Cuando lo hicimos, los 2 últimos estaban equipados con cintajos para facilitar hacerlo en A0. A continuación una placa tumbada de adherencia que se sube de derecha a izquierda. Segundo muro algo más fácil que el primero (5b). Entre el segundo y el tercer seguro hay un pinito con una cinta que permite hacer el paso en A0.

L3 (50 m, 9 seg., 3a).  Largo de transición. 40 metros de travesía ligeramente ascendente con tramos terrosos. Es fácil, está muy bien equipado, pero se echa en falta una roca un poco más compacta. Los últimos 5 metros, subir recto por una rampa terrosa.

L4 (40 m, 15 seg., 5b o A0/4b).  Dos bonitas plaquitas de adherencia separadas por un corto resalte (1 m de altura) en donde está el paso. Más que un paso duro, es un paso raro. Poquita cosa para las manos y hay que subir mucho los pies y fiarse de la adherencia. La primera chapa de la segunda placa posibilita hacer el paso en A0. Sigue un tramo de gradas y bloques y por último un espolón-placa con buenos agarres. La reunión está en un rincón con mucho encanto. En una gran plataforma, justo encima del barranco, en un sitio muy bonito.

L5 (30 m, 9 seg., 4b). Al comienzo, canal-chimenea con algún bloque a vigilar. Al superarlo hay que cruzar una rampa terrosa y atacar una corta placa vertical. Reunión en el canto de una gran roca antes de bajar hacia el gran canal terroso.

L6 (25 m, 2 seg., II). Largo de transición. Bajar un poco y cruzar el gran canal terroso. Un pino y un abedul con cintajos aseguran el cruce. Luego subir (a cuatro patas) por una rampa terrosa con grandes bloques sueltos a la izquierda. Cuerda fija en los últimos metros. Para subir la rampa mejor subir por los bloques. Está más limpio y en caso de soltar alguno no hay peligro ya que no llegan hasta donde está la reunión. Reunión en cualquiera de los 3 grandes pinos (lo lógico es hacerlo en central)

L7 (20 m, 10 seg., 4c). Plaquita de adherencia al comienzo que se sube con tendencia hacia la izquierda. Pasarse a la gran placa que queda al otro lado (izq). Placa vertical con buenos agarres. Superada la placa la reunión está en un gran pino.

 




Descenso: Subir unos metros. Una cuerda fija que unos dos pinos nos deja en una pequeña zona en la que nos podremos quitar el material.

Subir por el borde del barranco por trazas de sendero (algunos hitos). Al llegar a una zona horizontal (10 min de subida) veremos que el torrente viene separado en 3-4 ramales y que es fácil cruzar sin mojarnos.

Cruzar el torrente y subir, campo a través, con tendencia hacia la izquierda, hacia uno árboles, que no son pinos. En 10 min encontraremos el camino de subida al Garmo negro.

Bajar por el camino. Para llegar al coche en total necesitaremos unos 50-55 min.

 

Material: 14-16 cintas + material para las reuniones. Un par de cintas. Friends y fisureros innecesarios.

Tipo de roca: Granito. Bastantes tramos algo terrosos. Los tramos de roca compacta, roca de calidad

Orientación: Sureste.

Horario: 2h15min.

Abierta y equipada por: Sueño vertical, agosto 2020.

 

Hizkuntza aldatu (Euskera)